17 de junio de 2019 notifications search
menu

Eclipse y Superluna en Durango

El cielo despejado que prevaleció en la región, permitió que miles de personas observaran en todo su esplendor el evento, el cual no se volverá a presentar hasta mayo del año 2021.
El fenómeno provocó que la Luna se tornara rojiza, motivo por el cual se le denomina comúnmente "Luna roja o de sangre", lo anterior debido a que la atmósfera de la Tierra dispersa los componentes de la luz solar y sólo deja pasar la luz roja que se refleja en el satélite.
Según el Instituto de Astronomía, la primera fase, denominada penumbral, dio inicio a las 20:36 horas, la fase umbral a las 21:33 horas y el máximo del eclipse a las 23:12 horas, esta última etapa con una duración de una hora, un minuto y 59 segundos.
Los eclipses son fenómenos astronómicos que ocurren cuando un cuerpo celeste pasa enfrente de otro, ocultándolo parcial o totalmente.
En un eclipse total de Luna, la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna proyectando una sombra hacia nuestro satélite natural.
Dicha sombra tiene una parte más oscura conocida como umbra y una región más clara llamada penumbra.
El eclipse coincidió con la primera Superluna del 2019, debido a que nuestro satélite natural alcanzó uno de sus puntos más cercanos a la Tierra, lo que ayudó para que se pudiera apreciar de manera muy clara y el evento.