21 de septiembre de 2019 notifications search
menu

Pega descuido a Bosque Urbano de Torreón

Sin espacios. Diferentes lugares dentro del bosque solo han formado parte del paso de los años, puesto que muchas estructuras, como la del paseo en lancha y a caballo, así como la antigua zona de equinoterapia, no han sido empleados y se ven de esta manera.
Falto de atracciones. La tirolesa, uno de los espacios de recreación que llamaban la atención en este extenso parque y que tras un accidente en el año 2013, y una serie de intentos en el 2016 por ponerlo en marcha de nueva cuenta, quedó varada y ahora luce con una estructura inutilizada.
Seco. Distintos árboles además del pasto se hallan claramente faltos de riego, no se aprecia el color verde de muchos de los espacios del bosque de 18 hectáreas.
En el olvido. La vegetación del Bosque Urbano se encuentra dañada y seca debido a la falta de riego y atención adecuada.
Descuidado. Las áreas para tomar asiento no se hallan en óptimas condiciones. Varios de estos espacios lucen sin la posibilidad de ser usados por los paseantes.
Dañado. Algunas zonas del parque se observan completamente destruidas, tal es el caso de la malla que resguarda uno de los pequeños lagos.
Deteriorado. Dadas las condiciones de los lagos, algunos desprenden olores desagradables para los paseantes; asimismo, los edificios lucen viejos por falta de pintura.
Sin mantenimiento. La infraestructura del lugar se observa de manera general sin el mantenimiento adecuado; el desprendimiento de la pintura de algunos espacios es notoria.