21 de abril de 2019 notifications search
menu

Agónico triunfo del Barça ante el Valencia

Sergio Busquets se encargó de acabar con las ilusiones del Valencia por sacar un valioso empate a su equipo, el Barcelona.
Messi arrancaba el partido tras abatir un par de históricos récords de gol, sin embargo, su actuación dejó bastante que desear en Mestalla.
El defensor blaugrana, Jeremy Mathieu, enfrentaba a su exequipo.
La zaga barcelonista se vio acechada por los constantes embates del rival.
Neymar tampoco tuvo un buen papel ante Valencia.
A Luis Suárez le anularon un gol legitimo, que hubiera representado su primer anotación en la liga desde su llegada a España.
Frustración. El uruguayo lamenta que el árbitro le anulara un gol, el que significaba su primer tanto en la liga española.
Los ánimos se calentaron en Mestalla, ante la incompetencia de la delantera blaugrana y la eficacia de la defensa local.
El tridente ofensivo del Barça no funcionó de forma correcta, por lo que Luis Enrique tuvo que sacar a Suárez para dar mayor movilidad a su sistema.
Fue hasta el agónico minuto 94 que por fin Sergio Busquets aprovechó una serie de rebotes en el área para anotar el solitario gol de la tarde en España.
Busquets y compañía celebraron a lo grande el gol que significaba el triunfo y su continuidad en los primeros puestos de la tabla.
Messi recibió un botellazo al festejar el gol de Busquets.
Jugadores del Valencia derribados tras la derrota en los últimos instantes del duelo.