LOSCLASIFICADOS.MX
EDITORIAL sábado 11 de ago 2018, 10:25pm - nota 1 de 9

Verdades y Rumores

Por: Por el Agente 007


Tal parece que el tema de las áreas verdes sigue siendo desdeñado por las H. Autoridades de la región. Nuestros subagentes disfrazados de huizaches secos nos reportan dos hechos que ponen en evidencia la falta de tacto del ayuntamiento de Torreón en la materia en la actual administración zermeñista que, por lo visto, ha heredado la visión de administraciones anteriores. El primer hecho tiene que ver con las obras de remozamiento que se llevan a cabo en la Calzada Colón, uno de los principales paseos de la ciudad. Desde hace meses, un grupo de agudos observadores de la cosa pública notó que algunos de los árboles de la vía se estaban secando sin que las autoridades hicieran algo para impedirlo. Dicen que luego de un largo peregrinar por varias dependencias municipales, mismo que de poco o nada sirvió...

Uno de los quejosos decidió presentan un recurso legal ante el Poder Judicial de la Federación para obligar a la administración municipal ha hacer todo lo que esté a su alcance para evitar que los árboles mueran. El otro hecho tiene que ver con una obra privada que actualmente se lleva a cabo en la esquina de avenida Matamoros y calle Acuña, en el Centro de la Perla de La Laguna. En ese sitio hay varias palmeras que tienen décadas, pero que ahora con la edificación de lo que será un local comercial, los propietarios del predio decidieron removerlas para construir un estacionamiento. Nuestros subagentes nos reportan que las autoridades municipales ya les concedieron el permiso para trasplantar las palmeras a un lugar que no les estorbe. El problema es que eso de los trasplantes vegetales tiene un largo y negro historial en la región, pues la mayor parte de las especies removidas termina en la basura. Por lo visto son más importantes los autos que los árboles en esta ciudad... bueno, qué se puede esperar de una zona metropolitana en donde ni siquiera los peatones son protegidos de los vehículos automotores. Más allá de esto, tal vez alguno que otro piense que es una exageración abogar por “unas cuantas plantitas”, pero es que en una región semidesértica en donde la mancha urbana se ha expandido sin control y con déficit de áreas verdes, que ha sufrido una helada negra con pérdida considerable de cubierta vegetal y más recientemente padeció la terrible plaga del amarillamiento letal, esas “plantitas” son muy importantes.

Todo parece indicar que el sector público de salud en La Laguna de Coahuila se está convirtiendo en refugio o guarida del priismo torreonense luego de la segunda derrota consecutiva del tricolor en la elección local. Y es que esta semana la Secretaría de Salud anunció cambios en la estructura del Hospital General de Torreón, mismo que ha presentado desde su apertura hartos problemas de carencias de personal, insumos y medicamentos. Los nuevos nombres que encabezan la institución sanitaria son Francisco Javier Dorantes, en la Dirección, y Jorge Darwich, en la Subdirección. Tal vez le parezcan familiares ambos nombres, memorioso lector, y es que los dos son personas fuertemente vinculadas al PRI. En las administraciones tricolores pasadas don Francisco fue director de Salud Municipal y don Jorge fue director del Hospital Municipal. Dicen los subagentes de bata y estetoscopio que con estos movimientos concluye la limpia en el nosocomio en los puestos administrativos, y no descartan que una pieza importante para que se dieran estos cambios fue José Manuel Riverol, líder del sindicato del Sector Salud en la región, quien de forma insistente estuvo lanzando dardos contra las ahora exautoridades del Hospital General, dicen que con la venia de César Alejandro del Bosque, jefazo de la Jurisdicción Sanitaria 6, con quien hace tándem para defender su coto de poder. A la luz de lo anterior hay algunas lenguas de doble filo que dicen que no sólo el priismo se refuerza dentro de la estructura sanitaria regional sino también el “cesaralejandrismo”.

Y ya que hablamos de asuntos hospitalarios, cuentan que del otro lado del Nazas también se cuecen las habas en eso de las carencias y la falta de personal en los centros de salud públicos. Nos cuentan los subagentes que hace unos días se registró un fuerte accidente en la carretera que lleva a Gregorio García, del que salió gravemente lesionada una mujer. La ambulancia que llegó al auxilio traslado a la herida al Hospital General de Gómez Palacio para que recibiera la atención de urgencia que necesitaba. Pero cuál fue la sorpresa que alguien del cuerpo médico del nosocomio se negó a que la paciente ingresara bajo el argumento de que no tenían suficiente personal y equipo para atenderla. Ante la negativa, la ambulancia llevó a la mujer a otra institución en donde ya no pudieron hacer nada para salvarle la vida, ya que había pasado demasiado tiempo y las lesiones eran muy graves. Dicen los subagentes que este caso representa el extremo de una serie de situaciones que se presentan en dicho hospital, en donde es común que se rechace a los pacientes debido a la falta de camas suficientes o cualquier otro equipo, además de las carencias de personal. Y mientras esto ocurre, es fecha que las autoridades estatales siguen sin decir cuándo iniciará funciones el nuevo Hospital General, mismo que ha presentado numerosos problemas desde su planeación, proyección y construcción. Pobre región.

La que como dice una cosa, dice la otra es la alcaldesa de Lerdo, María Luis González Achem. Y es que según nos reportan los subagentes de la Ciudad Jardín, la jefaza de la comuna ha dicho en algunas ocasiones que ella no va a buscar la reelección el próximo año, como sí piensa hacerlo su vecina, la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera. No obstante, dicen que doña María Luisa ya anda en las colonias en plan de “anteprecampaña” prometiendo cosas para su segundo período y pidiendo el voto al respetable. Las lenguas de doble filo dicen que tal vez esta actitud, digamos, “bipolar”, responda a una estrategia política de no declarar abiertamente sus intenciones todavía para evitar que arrecie el golpeteo, pero mientras tanto por debajo de la mesa ya comienza a hacer los amarres necesarios para allanar el camino para su segunda campaña. A lo mejor a esto se debe que la alcaldesa ande demasiado sensible con la crítica que algunos ciudadanos le lanzan por su gestión ya que piensa que le quieren descarrilar su proyecto. ¿Será?

RELACIONADAS
DESTACAMOS
ADEMÁS LEE:
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Historia | Directivos | Contáctenos | Aviso de privacidad | Aviso legal
Conmutador: 871.759.1200