23 de marzo de 2019 notifications search
menu
México

Se agrava desabasto de combustible en Hidalgo

EL UNIVERSAL
sábado 12 de enero 2019, actualizada 6:19 pm

Se agrava el desabasto de combustible en Hidalgo donde los usuarios han reportado hasta 10 horas de espera en algunas estaciones de servicio, o se han quedado a dormir en el lugar para poder cargar combustible.

Pachuca es la zona más afectada por la escasez de combustible, donde se cumplen 10 días de que empezó a faltar la gasolina y a partir del miércoles, se podían ver filas interminables en algunos lugares.

Desde ayer permanecen cerradas la mayoría de estaciones y sólo entre dos y siete brindan servicio de manera intermitente con filas largas.

La mayoría de los consumidores esperan por horas en algunas gasolineras que no despachan, pero con la promesa que llegará una pipa a surtir.

En esta misma situación se encuentran las unidades de emergencia que están formadas a la espera de que puedan surtir combustible.

Este día algunas estaciones amanecieron con la advertencia de no despachar gasolina en garrafones por órdenes de Profeco; la titular de esta dependencia, Italia Almeida advirtió, que ciudadanos acudían a las estaciones de servicio con garrafones incluso de agua, lo que pone en grave riesgo su integridad y la de las personas que los rodean.

La funcionaria hizo un llamado a evitar esta práctica y señaló que mantienen monitoreos en las estaciones para evitar que haya especulación en el precio y la venta en este tipo de plásticos que no son aptos para el combustible.

Indicó que hasta el momento no han encontrado anomalías, hizo un llamando a la población a no realizar compras de pánico ya que aseguró, existe combustible y el problema es la distribución, "la gente no debe alarmarse hay que ser precavido en la compra", advirtió.

En tanto algunos usuarios han señalado además de filas kilométricas, que en algunos establecimientos hay condicionamiento para llenar garrafones, en algunos sitios como Tula ofrecían la venta a cambio de la compra de 300 pesos en productos de aceite.

En Pachuca se ha acusado que piden 100 pesos y sólo aceptan vender 300 pesos, en algunos sitios como la gasolinera Las Palomas hay una fila de alrededor de 200 personas con garrafones en espera de poder surtir.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA