20 de abril de 2019 notifications search
menu
Saltillo

Intentan 'limpiar' policía estatal de Coahuila

La corporación no ha logrado bajar el número de quejas en su contra

PERLA SÁNCHEZ/ EL SIGLO COAHUILA/ SALTILLO, COAH.-
sábado 09 de febrero 2019, actualizada 9:14 am

En 2016 la policía estatal fue renombrada como Fuerza Coahuila con el objetivo de mejorar la seguridad de la ciudadanía y recuperar su confianza, pero debido a que se mantiene en los primeros lugares de quejas por presuntas violaciones a los Derechos Humanos, este año se llevará otro cambio de imagen.

El viernes se dio a conocer que la agrupación cambiará de nombre para llamarse "Fuerza Civil Coahuila", y estará dividida en cuatro agrupaciones: Policía de Acción y Reacción, Policía Civil de Coahuila, Policía Especializada y Policía Penitenciaria.

De acuerdo con el secretario de Gobierno, Jesús María Frustro Siller, el objetivo es generar una nueva relación a través de la formación de un binomio entre sociedad y autoridad.

Fue en noviembre de 2018 que el secretario estatal de Seguridad, José Luis Pliego, informó que de 2012 a 2018 recibió la administración con 1,800 quejas contra elementos estatales, sin embargo, no especificó cuántos se habían sancionado o dados de baja.

Por lo anterior, se llevaría a cabo una reestructuración donde la corporación sufriría algunos cambios con el objetivo de figurar como un modelo de referencia nacional.

Sin embargo, aun cuando aseguró que a finales de diciembre, en una comparecencia ante el Congreso del Estado, se daría a conocer cuántos elementos fueron dados de baja, esto no sucedió.

Por su parte, el gobernador Miguel Riquelme manifestó que Fuerza Coahuila tendría una depuración y un nuevo modelo de seguridad, lo que también implicará cambio de imagen y nombre.

Hasta la fecha se desconoce cuántos elementos de los que integraban la agrupación fueron depurados y cuántos sancionados al verse involucrados en las acusaciones.

Fue en marzo de 2016 que los grupos de reacción se concentraron en un grupo de elite llamado Fuerza Coahuila con el objetivo de generar mayor confianza en la ciudadanía, así como un ambiente de seguridad en la población.

Bajo el lema "Protección y Justicia", Fuerza Coahuila arrancó operaciones y con ello desaparecieron el Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE), la Policía Acreditable y la Policía Operativa.

Fuerza Coahuila fue un proyecto conformado con el objetivo de combatir la inseguridad bajo el esquema del respeto de los "Derechos Humanos".

La promesa del nuevo grupo era que contarían con chips para evitar la clonación de uniformes y cámaras en patrullas para garantizar el respeto a los derechos humanos durante las detenciones, situación que no se concretó.

No obstante, Fuerza Coahuila mantuvo el alto nivel de quejas ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) por presuntos abusos de autoridad.

Al concluir el primer año de labores de la Secretaría de Seguridad Pública en diciembre de 2018, el número de quejas contra Fuerza Coahuila se incrementó a más de dos mil casos.

Las quejas más recurrentes fueron por detenciones arbitrarias, abusos de autoridad, lesiones, desaparición forzada, incluso homicidio, sin embargo, menos de diez elementos fueron detenidos y consignados o judicializados por este tipo de situaciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA