23 de abril de 2019 notifications search
menu
Mundo

Ayuda humanitaria es show: Maduro

El mandatario venezolano asegura que lo que buscan es derrocarlo

EFE
sábado 09 de febrero 2019, actualizada 9:12 am

El presidente Nicolás Maduro denunció el viernes que sus adversarios venezolanos con el auspicio de Estados Unidos son los artífices de la supuesta crisis humanitaria con el propósito de quebrantar la soberanía de Venezuela y justificar el derrocamiento de su gobierno.

"La soberanía nacional está tratando de ser vulnerada con un show llamado operación humanitaria por el gobierno de Donald Trump, quien ha ratificado su amenaza de invasión militar contra Venezuela", dijo Maduro en una rueda de prensa en el palacio de gobierno.

La declaración de Maduro se produjo un día después de que los primeros camiones con ayuda humanitaria para Venezuela arribaran a la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta.

"La ayuda humanitaria la han convertido en un show para justificar una intervención en el país", indicó el mandatario, quien destacó que esto ocurre mientras "nos bloquean casi 10.000 millones de dólares en el mundo".La oposición venezolana ha prometido entregar la ayuda humanitaria pero aún se desconoce el mecanismo para lograrlo porque el paso fronterizo que se emplearía ha sido bloqueado por los militares venezolanos.

Otro de los interrogantes sobre el proceso es el comportamiento que tendrían los militares, principal base de apoyo del gobierno socialista de Maduro, cuando los opositores traten de ingresar los cargamentos hacia territorio venezolano.

El viernes, en un centro de acopio que habilitó el gobierno colombiano en Cúcuta, a unos 500 kilómetros al noreste de Bogotá, a un lado del puente fronterizo Las Tienditas voluntarios llenaban bolsas con harina de maíz, lentejas, atún enlatado y otros alimentos proporcionados por Estados Unidos.

En una rueda de prensa en Cúcuta, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, afirmó que contrario a lo que dice el gobierno venezolano, la ayuda "es un esfuerzo para responder a 20 años de mala gestión, de corrupción, de criminalidad e ineficiencia. Eso tomará tiempo para abordar. Hay una gran voluntad en la comunidad internacional para responder".

Agregó que "esto se trata de una campaña humanitaria con base moral y ética para aliviar el dolor y el hambre. Es legal. Está autorizado por el presidente interino Juan Guaidó y es urgente".

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional venezolana de mayoría opositora y que el 23 de enero se declaró presidente interino en desafío a Maduro, promovió la iniciativa de recibir ayuda internacional.

Como "miserables", el líder opositor consideró el viernes a las autoridades que no permiten el ingreso de la ayuda.

"No es capricho, no es migaja, es necesidad", dijo Guaidó durante un acto con varios miles de jóvenes en la estatal Universidad Central de Venezuela de Caracas.

"El momento es ahora. No comentan crimen de lesa humanidad al asesinar directa o indirectamente entre 250,000 y 300,000 venezolanos que hoy necesitan esa ayuda", afirmó Guaidó al dirigirse a los militares para que no bloquee el ingreso de la ayuda.

El dirigente llamó a la población a realizar el sábado y domingo asambleas para organizar a los voluntarios que recibirán la ayuda. "Si se atreven a seguir bloqueando caminos, todos estos voluntarios iremos a abrir el canal humanitario".

Venezuela está sumida en la mayor crisis política y económica de su historia con una hiperinflación de siete dígitos y una severa recesión. La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes, ha generado una masiva migración de venezolanos que Naciones Unidas calcula en al menos tres millones de personas.

Guaidó no descarta intervención

Guaidó, cuya presidencia interina reconocen casi 49 países, enfatizó que hará "todo lo que sea necesario" para salvar vidas humanas y "para que no sigan muriendo niños" o pacientes por falta de medicinas.

"Vamos a hacer todo lo que sea que tenga menor costo social, que genere gobernabilidad y estabilidad para poder atender la emergencia", sostuvo.

"Aquí los días en Venezuela ya se cuentan en vidas humanas (…). Del 23 al 30 (de enero) asesinaron a sangre fría, el FAES, una unidad de las fuerzas armadas, a 70 jóvenes", denunció el opositor.

Guaidó también se refirió a la llegada de la ayuda humanitaria a la frontera con Colombia y repudió el bloqueo que realiza el régimen chavista para evitar el ingreso de la asistencia de alimentos y medicinas.

En ese sentido, se refirió al "dilema" que tiene la Fuerza Armada: "Sabemos que las Fuerzas Armadas tienen un dilema muy importante de si aceptar esta ayuda o no". Pero aclaró: "Es miserable, ya en este punto de Venezuela, no aceptarla".

Este viernes, Maduro reiteró su rechazo a recibir la asistencia humanitaria y acusó a EEUU de montar un "show" para "invadir" el territorio venezolano.

Donald Trump, quien reconoció a Guaidó el mismo 23 de enero -día de su proclamación-, reafirmó el pasado domingo que el uso del Ejército en Venezuela es "una opción" que se ha considerado ante la crisis política y socioeconómica del país petrolero.

En riesgo relación con México

El gobierno estadounidense vive un "momento de desacuerdo" con la administración de Andrés Manuel López Obrador por la crisis en Venezuela, afirmó este viernes Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental.

"Nuestra posición reconociendo a Juan Guaidó [proclamado presidente interino] está muy clara y estamos todos los días en conversaciones con nuestros socios en México sobre el tema", dijo Breier.

"Imagino que vamos a seguir en ese camino", añadió, recordando que dejando de lado el asunto venezolano la relación bilateral es "muy buena".

Horas antes, el senador republicano Marco Rubio puso "en duda" el futuro de la relación entre Estados Unidos y México por culpa del "inexplicable apoyo" del gobierno de López Obrador a Nicolás Maduro. Vía Twitter, Rubio lamentó que México siga sin exigir al mandatario venezolano que convoque a elecciones para resolver el conflicto en ese país.

"Estaba esperanzado en que seríamos capaces de redefinir la relación entre Estados Unidos y México como una asociación estratégica. No una relación de ayuda de Estados Unidos. Una alianza para abordar nuestros retos comunes", escribió el senador en su cuenta de redes sociales.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA